Shannon Shorr: “Mi batalla más dura ha sido contra el ego”

Hoy os traemos las últimas reflexiones publicadas en el blog personal de Shannon Shorr, uno de los mejores y más desconocidos jugadores de la última década.

Shorr, que está a punto de cumplir 29 años, pasa muchas veces de puntillas en este mundillo de exposición pública, escueta privacidad, personalidades exageradas y ballerismo en general.

No es que no tuviera razones para dejarse llevar por la autocomplacencia, es más, hace unos años llevaba camino de ser uno de los egos más inflados del poker, pero ya hace mucho tiempo que su tono se ha rebjado hasta casi el susurro.

Sabemos que, de vez en cuando, agradeces una mirada distinta al circo del circuito internacional de poker. A través de las palabras de Shorr se abre un debate sobre la exposición pública y la forma de encarar el éxito. Muchos se preocupan más por conseguir que la mayor cantidad de gente posible se entere de los detalles más nimios de sus éxitos que de disfrutar unas experiencias únicas en la vida.

 La dura batalla contra el ego

Tengo pasión por escribir, pero cada vez me cuesta más publicar en mi blog. Recientemente he tomado conciencia de que me lo pienso dos veces ante la idea de mostrarme demasiado vulnerable en público.

Era mucho má fácil decir lo que me pasaba por la cabeza cuando era un arrogante chaval de 22 años,  Ahora que se acercan los 29, me doy cuenta de que antes de escribir pienso: ¿me voy a arrepentir de haber escrito esto dentro de un año?

Encuentro mucho más rentable meterme de lleno en cada una de mis experiencias vitales que en reflejarlas, algo que no hacía demasiado bien antes de un periodo de tres años de autocrítica.

Antes sentía la necesidad de ponerme a contar en el móvil lo grandiosa que era mi vida a cualquiera que leyera mi blog, mi Twitter o mi Facebook. He leído mucho acerca de cómo conseguir librarse de tu propio ego. Es de lejos la mayor y más dura batalla a la que me he tenido que enfrentar, y es un proceso que aún está en marcha.

Abandonando el aislamiento

En la década que llevo viajando para jugar a lpoker profesionalmente he aprendido a lidiar con el aislamiento. He aprendido por mi cuenta a ser muy productivo en mis horas muertas. Creo que estoy consiguiendo llegar a donde quería en términos de confiar en mí mismo. Como resultado, he conseguido cultivar buenas amistades y relaciones con gente de muchas partes del mundo.

Hay algo muy atrayente en comunicarte abiertamente, con honestidad y confianza con alguien. Así he logrado a conocer a la gente y a crear lazos mucho más rápido. Ya que todo momento que tenemos en la vida es tan precioso, creo que esto es imperativo.

Disfrutar las experiencias

En 2014 las cosas me van muy bien. Ya he tenido un deep run en un World Poker Tour en 2014, algo inolvidable. Se me escapó por muy poquito mi primer grande, al terminar segundo de 415 jugadores.

No hay ninguna otra experiencia en la vida similar a llegar lejos en un gran torneo del circuito internacional. Ahora disfruto de la competición más que nunca. Me siento muy afortunado de poder dedicarme a lo que me apasiona.

Pues ya sabes, este caballero te aconseja poner más empeño en disfrutar de tu día a día y encontrar gente con la que compartirlo a corazón abierto que en intentar convencer a la mayor cantidad de conocidos y desconocidos posible lo emocionante que podría llegar a ser si no estuvieras tan ocupado en contarlo

La mejora personal también lleva a la mejora en las mesas. Y a disfrutar mucho más de los éxitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *