Las agencias tributarias, las verdaderas ganadoras del Main Event

Nadie duda del éxito del 50° aniversario de la WSOP. La asistencia por parte del público fue muy buena e incluso se batieron varios records, entre ellos la convocatoria del Main Event, donde 8.569 jugadores fueron parte del segundo torneo más grande de la historia de nuestro deporte.

Pero vayamos por partes: lo primero que debemos saber es que muchos de los participantes de los distintos Eventos tuvieron un “respaldo” extra de parte de distintos patrocinadores, ya sean empresas o particulares. Eso significa que en muchos torneos no verán el 100% de las ganancias sino que sólo una parte, según el arreglo que posean.

Teniendo esto en cuenta, ahora también vale aclarar que las agencias tributarias de los distintos países, a su vez, recaudan parte del premio de los jugadores.

Por ejemplo, en el caso del ganador del Main Event, el iraní-alemán Hossein Ensan, puede perder gran parte de los US$ 10.000.000 que ganó. En el año 2017, el Tribunal Fiscal Federal (el tribunal más alto de Alemania que se ocupa de cuestiones fiscales) dictaminó que los jugadores profesionales deben pagar el impuesto sobre la renta en sus ganancias netas de juego (menos gastos), mientras los jugadores “recreacionales” no tienen que pagar impuestos sobre las ganancias.

Claro está, esto es un gran problema para Hossein, ya que suponiendo que esté sujeto al impuesto sobre la renta, perderá US$ 4.606.469 frente al Bundeszentralamt für Steuern (BZSt). Esa es una razón por la que muchos jugadores profesionales de Alemania residen en el Reino Unido: evitan los altos impuestos.

En el segundo lugar del Main Event quedó el italiano Dario Sammartino. El nativo de Nápoles deberá entregar a la Agenzia delle Entrate de su país el 42.87% de su premio de US$ 6.000.000, es decir, US$ 2.572.350.

Alex Livingston, el tercero de la Serie Mundial, reside en Halifax, Nueve Escocia (Canadá) y se verá beneficiado por la agencia de su país ya que no está sujeto a impuestos. De todas formas, igual que Garry Cates (USA – 4°) y Milos Skrbtic  (Serbia – 9°), perderán el 30% de sus ganancias para entregarlas a la IRS (Internal Revenue Service), la agencia impositiva de Las Vegas.

En total, los 9 finalistas resignarán un total de US$ 11.972.653 en impuestos correspondientes a:

  • Tax to BZSt (Germany) – US$ 4,606,469
  • Tax to IRS – US$ 3,313,395
  • Tax to Agenzia delle Entrate (Italy) – US$ 2,572,350
  • Tax to Illinois Department of Revenue – US$ 108,900
  • Tax To Franchise Tax Board (California) – US$ 108,414
  • Tax to Massachusetts Dept. of Revenue – US$ 63,125

La verdadera tabla de cobros (Nombre – Premio Bruto – Premio luego del impuesto):

  • Hossein Ensan (Alemania) – US$ 10,000,000  – US$ 5,393,531
  • Dario Sammartino (Italia) – $6,000,000 – US$ 3,427,650
  • Alex Livingston (Canadá) – US$ 4,000,000 – US$ 2,800,000
  • Garry Gates (USA) – US$ 3,000,000 – US$ 1,949,187
  • Nick Marchington (Reino Unido) – US$ 1,525,000 – US$ 1,525,000
  • Kevin Maahs (USA) – US$ 2,200,000 – US$ 1,329,271
  • Zhen Cai (USA) – US$ 1,850,000 – US$ 1,143,321
  • Timothy Su (USA) – US$ 1,250,000 – US$ 758,850
  • Milos Skrbtic    (Serbia) – US$ 1,000,000 – US$ 525,537

Así las cosas, de los US$ 30.825.000 que repartió la mesa final, sólo US$ 18.852.347 fueron a parar a manos de los jugadores…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *