La policía de Hawái irrumpe en una partida casera a punta de metralleta

Si pensábamos que era un momento dulce para el poker tras la sentencia del juez federal de hace una semana, en la que argumentaba que el poker era un juego de habilidad y no de suerte para exculpar a un anfitrión de partidas “ilegales” en Nueva York, hoy asistimos una vez más a la -lamentable- otra cara de la moneda.

leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *