La mesa que le espera a Raúl Mestre en el día 5 del EPT San Remo

Ya se conoce desde hace unas pocas horas la composición de la mesa que va a encontrarse Raúl Mestre en el día 5 del European Poker Tour de San Remo.

No se puede decir que sea el mejor sorteo del mundo. A la derecha del profesor de EducaPoker se sitúa una batería de stacks sin demasiados movimientos en manos de perfectos desconocidos de los que aún no se conoce al detalle qué rangos manejan en el juego shortstack.

Por la izquierda, nos esperan Lukas Berglund, un stack de 50 ciegas de los que pueden hacer mucha pupa y el chipleader que tiene atemorizado a todos los que quedan con vida en el torneo, el norteamericano Jordan Westmoreland. 

Vamos a mirar stacks y currículums mesa por mesa.

Seat 1: Jordan Westmoreland, Estados Unidos, 3.074.000

Últimamente, parece que cada etapa del EPT sirve para refrendar ante las cámaras la calidad y la facilidad para dominar su mesa y el torneo de algún prodigio surgido de los tapetes virtuales que, después de años de atizar en las mesas a golpe de ratón, se decide a probar el mejor circuito de Europa.

Después de Calvin Anderson, Tom Middleton o Griffin Benger, por poner algunos ejemplos rápidos, en este EPT San Remo hemos asistido a un interesante clinic de “JWPRODIGY”, que se ha pegado sin rubor alguno con los jugadores más peligrosos y más cargados de fichas para lograr un liderato confortable y amenazador.

Ayer fue en buen parte el culpable de que Raúl pasara de ser el chipleader del torneo a tener que jugarse la vida en un flip, y todos respiramos aliviados cuando lo sacaron de la TV Table.

Seat 2: Vicky Coren, Reino Unido, 535.000

Durante la jornada de ayer, hasta un rush final en el que se soltó un poco el pelo, la británica jugó menos manos que tuits escribió, pero es que a su estilo sólido y cauto se le añade una presión añadida.

Vicky Coren está en disposición de ser la primera en repetir un título del EPT, categoría que en este circuito equivale al “Last Gafotas Standing” que nos pedía Leo Margets en Las Vegas el verano pasado. Buscar al último ex-campeon vivo es un ejercicio típico en todas las crónicas a partir del día 4 de un EPT.

Otro factor a tener en cuenta es que la británica está cómoda jugando contra Raúl, ya que le conoce bastante bien después de disputar el heads-up del Campeonato del Mundo de la IFP y de pasarse todo el día 4 compartiendo mesa con el profe.

Seat 3: Andreas Goeller, Italia, 693.000

No se le conoce en el circuito internacional, pero en teoría la disposición de la mesa le favorece.

Normalmente sería uno de los stacks candidatos a ser presionados por los jefes de la mesa, pero sus rangos van a estar enormemente influenciados por la posición de los shortstacks a su izquierda.

Seat 4: Vincenzo Scarcella, Italia, 344.000

Tiene un stack complicado que hoy en día la mayoría de regulares de torneos optan por empujar directamente al centro con todo el rango de robo que pueda sufrir postflop.

Su botón llega en la ciega de Raúl, por lo que el valenciano será el máximo candidato a pagarle el push.

Seat 5: Emmanuel Pariset, Francia, 465.000

Se dobló en los últimos estertores del día 3, por lo que es probable que psicológicamente esté más dispuesto a cerrar algo sus rangos.

Puede pasar problemas en las guerras de ciegas contra Mestre, ya que unos stacks tímidos por delante pueden hacerle llegar más manos limpias de lo normal y esa es una de las situaciones de juego en las que más ha experimentado e innovado últimamente el profesor de EducaPoker.

Seat 6: Raul Mestre, España, 1.776.000

Raúl busca su tercera mesa final en el European Poker Tour, después de su primera toma de contacto con las luces en Praga en 2008 y la infausta mesa final del EPT Barcelona 2011.

Raúl, que lleva todo el torneo peleando contra el cansancio, da por bueno cualquier resultado después de verse eliminado en el turn de un flip. Por ello debería provocar un temor reverencial en sus rivales, el que hay que tener al guerrero que cree que vive días prestados.

Seat 7: Lukas Berglund, Suecia, 1.088.000

No nos gusta que Lukas Berglund esté en nuestra mesa, y menos con posición sobre Raúl.

Nuestro primer encuentro con Lukas fue un WPT en Barcelona que ganó con 18 añitos. El año pasado volvió al escenario de sus primeros éxitos e hizo un deep run apoyado en un juego agresivo y de calidad que nos dejó bastante impresionados a los que allí estábamos.

Ahora, con sus tiernos 21 añitos, vuelve a estar en la fase final de un circuito internacional, a la que además llega como segundo mejor jugador online de torneos en PokerStars en 2014.

Da más miedo que un nublao.

Seat 8: Andrija Martic, Croacia, 954.000

Una de las incógnitas de la mesa.

Sus primeras manos le pueden colocar en situación de hacer mucho daño a los bigstacks o convertirle en el pim-pam-pum que todos señalen como objetivo, encajonado entre Mestre, Berglund y Westmoreland. Va a depender de la valentía que le eche a los primeros ataques de tanteo de sus rivales.

El ritmo de eliminaciones y los cambios de alineación que se produzcan entre las dos mesas finales pueden dar un giro de 180º a cualquier análisis previo.

La mejor situación posible que se nos ocurre es que Raúl se lleve los puntos de un par de shortstacks y que para equilibrar mesas trasladen a “JWPRODIGY” muy lejos, a ser posible a un paralelo o a las mesas de cash. La peor, doblar a Berglund y quedarse sin stack para responder a la improbable presión a los shorts.

Confiemos en alcanzar la mesa final lo más rápida e indoloramente posible.

Lo podrás seguir al detalle en Poker-Red: en nuestra cobertura en directo, mediante streaming, blog, chat y galerías multimedia; o en la página dedicada exclusivamente al streaming en castellano, con un chat para comentar las jugadas con el resto de la audiencia.

No estaría de más que estuvieras presente a las 12:00 horas para pedir las de Raúl ¡Vamos, profe, vamoooos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *