La Grand Final de 2008 es el espejo en el que los españoles deben mirarse

Queda solo un día para que la PokerStars and Monte-Carlo®Casino European Poker Tour Grand Final eche a rodar, y como ya sabéis, nosotros estaremos allí para contarlo.

Con motivo del Super High Roller de 100.000€ que desde ayer jueves se está celebrando, y en el que como ya está más que dicho, Adrián Mateos está participando, hemos podido ver desfilar a muchas de las caras conocidas que estos días se han desplazado hasta el Principado de Mónaco para no perderse esta última etapa del décimo curso del European Poker Tour.

Jugadores de la talla de Phil Ivey, Isaac Haxton, Ole Schemion y tantos otros, que todavía están por llegar como los Hansen o “Isildur1”, darán mayor entidad a una de las citas más importantes del año con el poker internacional.

Pero a nosotros lo que más nos importa es lo que suceda con los nuestros. Hasta diez jugadores españoles están ya confirmados: Ana Márquez, Marcos Paneque, Sergio Aido o el profesor de EducaPoker, Raúl Mestre, son algunos ejemplos.

Ahora la pregunta es: ¿hasta dónde serán capaces de escalar los nuestros? ¿Quién cuajará el papel más importante? ¿Nos traeremos de una vez por todas la pica a casa? Todo eso solo lo sabremos con el tiempo. Mientras tanto, lo que sí podemos hacer es echar la vista atrás, y comprobar qué tal han sido las actuaciones españolas en Montecarlo, con motivo de etapas anteriores.

EPT3 2007

El año de la victoria de Gavin Griffin, los españoles nos quedamos con la miel en los labios de ver a un jugador español sentado en la mesa final. La 11ª posición de Carlos Mortensen (66.360€) nos supo a poco, ya que queríamos ver al “Matador” luchando por hacerse con la Triple Corona.

Pero no fue Carlos el único español que salió de allí tras un encuentro con el cajero. También Óscar Blanco “Púa”, se coló entre los puestos premiados, cayendo eliminado en 40ª posición con un premio de 23.320€.

EPT4 2008

Un año más tarde, solo un jugador español se quedó tiempo suficiente como para asistir al baño de masas que se dio Glem Chorny.

El único compatriota que logró salir de Montecarlo previo paso por el cajero, fue uno de los grandes “desaparecidos” del momento. Pablo Ubierna “Morpheo”, selló el 28ª lugar en un field de 842 jugadores, para meterse en el bolsillo 42.100€.

Ésta sería la última caja para un español en Montecarlo hasta 2010, ya que en la edición 2009, nos trajimos a casa un bonito y redondo “rosco”.

Pablo, ya acostumbrado a eso de quedarse solo ante el peligro.

EPT6 2010

En el año 2010 volvimos a sumar cajas a pares. Uno de ellos repetía, mientras el otro se estrenaba en el Principado de la Costa Azul.

Como ya sucediera en 2007, Óscar Blanco “la Púa” logró pasar por caja, convirtiéndose en el mejor jugador español de aquella edición, cayendo eliminado en 46ª posición con un premio de 30.000€.

Idéntico premio se metió en el bolsillo Juan Manuel Pastor, cayendo eliminado en 54ª posición, en lo que suponía entonces su tercera caja en el European Poker Tour. Más tarde, vendrían nueve más.

EPT8 2012

Después de que la Grand Final del EPT recalara en la capital de nuestro país, el circuito volvía a trasladar su fin de fiesta a Montecarlo, un lugar que definía mucho mejor conceptos como la exclusividad o el glamour, que se respira en una parada del EPT como es su Grand Final.

Aquel 2012 fue, sin dudas, el mejor año para los nuestros en Montecarlo, y por ende, el espejo donde en esta edición los nuestros deben mirarse.

En total salimos de Montecarlo con seis cajas, varios deep-runs, e incluso una mesa final a cargo de Daniel Gómez “Garnerus”, a quien la burbuja de ésta penalizó muchísimo, viendo como su stack cada vez se contaba en un menor número de ciegas.

Al día siguiente, ya en la finalísima, el maño quedaba a merced de apenas un movimiento. En la primera ocasión que sus fichas fueron al centro, “Garnerus” caía eliminado a manos de Lucille Cailly, teniéndose que conformar con la octava posición, y un premio de 130.000€.

En el grupo de los maños, solo a Dani le faltaba su "deep-run" en un EPT.

A su paso por el cajero, le acompañaron otros nombres muy importantes de nuestro poker nacional, como fueran Andoni Larrabe (11º – 70.000€), Andrés Artiñano “Bedo” (38º – 30.000€), Carlos Sánchez Vegas (55º – 20.000€), Leo Margets (57ª – 20.000€) o Dragan Kostic (72º – 20.000€).

En total, seis cajas y casi 300.000€ en premios, una cifra que hasta la fecha no se ha repetido, y veremos si este año conseguimos por lo menos acariciar.

EPT9 2013

La edición del año pasado fue casi inédita para los nuestros. Solo un único jugador español logró, por lo menos, salvar los muebles para la afición española.

La de Montecarlo es una etapa del European Poker Tour, que muchos de los SNE de nuestro país procuran no perderse. Este año, Sergi Reixach o Pablo Fernández “Pablotenisis” representarán este colectivo, mientras que Javier Etayo será uno de los grande ausentes, ya que año tras año ha procurado no faltar a la cita.

Pero la paternidad y las responsabilidades con la familia, son prioridad. El madrileño se tendrá que consolar recordando que el año pasado, en 2013, fue el único jugador español que logró pasar por caja, cayendo eliminado en 73ª posición, llevándose un premio de consolación de 16.000€.

Seguro que Javier preferiría estar atizando en las mesas, pero por lo menos, será un buen recuerdo que le ayudará a pasar mejor el trago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *