Archivo de la categoría: estrategia poker

Varianza, qué es y cómo influye en el poker

La varianza, compañera inseparable de cualquier jugador de poker, desde el recién iniciado hasta los jugadores más experimentados. Nadie está exento de sufrir sus vaivenes. En esta serie de cuatro artículos v​amos a intentar explicar este término, culpable de incontables lloros y rupturas de ratones, ​entre otros.​ 

Empezamos definiendo matemáticamente el concepto, la varianza de una muestra o de un conjunto de valores es el sumatorio de las desviaciones (respecto a la media) elevado al cuadrado, dividido entre el número total de observaciones menos 1.

En el poker, la varianza se interpreta como el riesgo de que el rendimiento real de una inversión (las ganancias) sea distinto al rendimiento esperado (ev generado). Sus propiedades estadísticas implican que:

  1.  Siempre será un valor positivo o cero, en el caso de que no exista dispersión y los resultados sean iguales.
  2.  En los casos que no se pueda calcular la media tampoco será posible calcular la varianza.
  3.  Tanto la varianza como la media, son índices muy sensibles a las puntuaciones extremas.

Los puntos dos y tres ​cobran suma importancia en el poker. El punto dos​ explica por qué los torneos multimesa son la modalidad en la que es más difícil conocer con certeza la habilidad de un jugador y la varianza, al ser la modalidad en la que es más difícil conocer exactamente la media esperada de nuestra inversión.

El punto tres​ explica por qué en periodos cortos de tiempo, en muestras pequeñas de manos, puedan darse resultados dispersos tanto en positivo, como en negativo, que rompan la media aritmética, el valor esperado.

Para entender bien el concepto, utilizaremos el típico ejemplo de la moneda. Imagina que estas jugando cara o cruz con otra persona, el resultado esperado es que uno de cada dos lanzamientos salga cara y el otro cruz. Lanzamos la moneda 10 veces , 8 veces sale cara y 2 veces cruz. Este es un valor “normal”, posible, pero no es el resultado esperado (5 cara, 5 cruz).

En cambio, cuando lancemos la moneda 5.000 veces, los resultados serán muy próximos al valor esperado (50% ambas caras). En estadística básica se conoce como la ley de los números grandes, un teorema fundamental de la teoría de la probabilidad que indica que si repetimos muchas veces (tendiendo al infinito) un mismo experimento, la frecuencia de que suceda un evento tiende a ser una constante.

Extrapolamos este ejemplo al poker, que no deja de ser una sucesión de manos independientes en la que tememos % variables de ganar en cada situación.

La ley de los grandes números funciona perfectamente en nuestro campo y es el motivo por el qué los resultados convergen en el largo plazo, por eso, una persona que acaba de conocer las reglas puede ganar al mejor jugador del mundo en una muestra pequeña de manos. Uno de los grandes retos a los que se enfrenta un jugador de poker es llegar a entender el impacto que tiene realmente la varianza en el juego. Muy pocos son capaces de entender bien este concepto y la mayoría infravaloramos todo lo que engloba.

La varianza tiene un gran impacto en muestras pequeñas, al no poder controlar este componente, es imposible escapar de los famosos downswings (malas rachas) en algún punto de nuestra vida como jugadores. Por eso es importante ser fuerte mentalmente y tener confianza en tu juego para tener éxito. Son muchos los jugadores que a pesar de ser muy habilidosos no han podido aguantar rachas negativas muy largas y han dejado de jugar. Igual que sucede en el caso inverso, jugadores menos habilidosos que consiguen grandes resultados. Es parte inherente del juego.

Gráfica ejemplo spin&go. Línea verde: ganancias reales. Línea morada: ev generado.

Una vez que conocemos los principios básicos del concepto, podemos estudiar su impacto en las distintas modalidades de poker. Para ello necesitamos indicadores fiables de nuestra habilidad en las mesas.

En cada modalidad utilizaremos un medidor distinto para estudiar la varianza. En cash games el indicador más fiable es el ev BB/100, en torneos el evROI y en Spin&Go las ChipEv/t​orneo. Los tres están relacionados entre sí, pero se adaptan mejor a las características de cada modalidad.

Si te interesa saber más sobre la varianza en cada una de las modalidades, os contaremos más cada domingo.

“Jungleman” nos da una Master Class de lo que significa el ICM

Como ya hicieran hace unos días “Trueteller” y Rui Cao hablando del impacto de la inteligencia artificial en la escena del poker online actual, hoy le llega el turno a Daniel Cates “Jungleman” de sentarse delante de la cámara de Paul Phua Poker para dar una master class sobre algo muy importante en cualquier torneo que se precie.

El ICM (Independent Chip Model) y el juego short-stack es algo vital a tener en cuenta cuando llegamos a fases avanzadas de torneos, y eso es precisamente lo que Cates nos explica en este vídeo.

¿Por qué jugadores como Sergi Reixach o José Ángel Latorre son considerados algunos de los mayores conocedores teóricos del poker actual? Porque se han labrado en los S&G más duros de la red, donde el ICM juega un factor fundamental. Eso es, básicamente, lo que Cates intenta explicarnos aquí. Veamos el vídeo y la explicación de Cates.

¿Cómo ajustas tu estrategia cuando estás 3 o 4-handed?

Obviamente, estando short-handed se deben jugar más manos. Sigue siendo importante tener en cuenta cuando los rivales foldean antes que tú en mesa llena, pero debes jugar muchas manos desde las ciegas, específicamente cuando foldean hasta la ciega pequeña debes jugar la mitad de tus manos, de hecho.

Sin embargo, algo que sucede en los torneos que es diferente a cuando juegas una mesa de cash short-handed, es que en un torneo, cuando estamos 3 o 4-handed, a veces el ICM importa muchísimo en fases avanzadas de torneos, por lo que al final, acabas jugando muy loose o muy tight en función del stack que tienes y cosas de ese estilo.

Por lo tanto, pienso que lo más importante es saber cómo de loose debes jugar debido a estar jugando 4-handed. Ajustarse. En definitiva, el ICM es lo que más importa.

¿Puedes explicar qué significa exactamente el ICM?

Lo que significa, básicamente, es el tamaño de tu stack y cuánto valen tus fichas en el torneo en ese momento, lo cual es un dato no lineal como sí lo es en una mesa de cash. En una mesa de cash, si tienes 10.000$ sobre la mesa, tienes 10.000$, pero en un torneo eso no es así.

En un torneo, si estás corto el valor de tus fichas es mayor que el propio número de fichas que tienes si lo ves en comparación con el buy-in del torneo, porque puedes llegar a entrar en cobros y lograr un premio mayor al coste de la inscripción e incluso escalar en la lista de premios, por lo tanto, mantenerse con vida en un torneo tiene mucho valor, y es por ello que el plan de acción debe variar a medida que la mesa va quedando cada vez más corta.

Los saltos de premios también afectan drásticamente en cómo debemos desarrollar nuestro juego. Poniendo un ejemplo extremo, si hay 26 jugadores y 25 cobran 100.000$, tú no quieres ser el que caiga eliminado sin premio. Esto es algo muy a tener en cuenta en los torneos. El ICM es básicamente una forma de buscar un modelo para valorar cuánto valen tus fichas en este tipo de situaciones en las que hay estos saltos de premios y en las que no puedes recomprar.

Si tus fichas cuando estás short-handed tienen más valor, ¿debes jugar entonces menos agresivo?

En realidad, tus fichas no es que valgan más, pero sí es cierto que cuentas más fichas ganas, cada una de ellas va valiendo un poco menos, a menos que estés jugando heads-up. Si estás jugando heads-up el ICM deja de tener importancia porque ya solo quedan dos jugadores. Pero si estás jugando short-handed, cuantas más y más fichas consigues, ellas individualmente van valiendo cada vez menos.

Cada ficha individualmente va valiendo más cuando estás corto en fichas que cuando tienes un stack muy profundo, sin embargo manejar un stack grande supone una gran ventaja, particularmente si hay uno o dos jugadores muy cortos en una mesa de pocos jugadores, porque el stack medio nunca va a querer ser eliminado si hay uno o dos jugadores que se ve claramente que están a punto de caer eliminados.

Por lo tanto, un stack grande puede jugar muy loose y de forma muy agresiva contra stacks contra lo que tiene una gran ventaja y que no tienen otra alternativa que esperar a que rivales que tengan una o dos ciegas caigan eliminados.

En situaciones de este tipo, si eres el big-stack, debes jugar de una forma muy loose, pero si eres el stack medio, debes jugar muy muy tight y esperar a que los más cortos que tú caigan eliminados, porque si eres tú el siguiente eliminado, es un error muy grande debido a cómo funcionan los saltos de premio.

Ed Miller señala los errores más comunes de los jugadores amateurs

Los jugadores profesionales no solo juegan mejor que los recreacionales. Incluso piensan y hablan de manera diferente sobre el juego.

La autoría de esta observación corresponde a Ed Miller, el renombrado teórico del poker, que la incluye en su última colaboración con la revista CardPlayer. El artículo desgrana los errores más frecuentes de los jugadores menos habilidosos, desveladas por medio de las explicaciones que estos dan a sus decisiones en una mano.

Cada frase tiene su contrapartida entre los jugadores profesionales, unas contradicciones que dejan bien claro el por qué de su diferencia de calidad y resultados.

¿Y cuáles son las frases más comunes que delatan a un jugador que no ha alcanzado el grado de competencia de un profesional? Vamos con ellas.

Le puse en AK

Los jugadores recreacionales tienden a simplificar el juego de más, y esta es la manera más común. A la hora de hacer una lectura, se centran en una sola mano y excluyen el resto.

El problema es que es casi imposible intentar adivinar la mano concreta que lleva un rival y acertar consistentemente. Los jugadores de élite son más propensos a hablar de rangos, grupos de posibles manos que encajan en el desarrollo de la mano.

Solo hice call para reducir varianza

A los jugadores mediocres les disgustan los altibajos del No Limit Hold'em. Bueno, los altos están bien, el problema son los bajos.

Cuando pierden empiezan a pensar: "bueno, no puedo perder lo que no meto en el bote". Así empiezan a jugar de manera más pasiva. En vez de resubir con QQ, se quedan al quiero, en vez de llevar un cazafaroles al showdown foldean. Dejan de jugar los proyectos.Cada vez que se encuentran en una situación marginal, escogen la solución que mete menos dinero en el bote.

Eso no funciona. Un poker ganador requiere agresividad y tomar riesgos. No hay una frase clave en el léxico de los mejores jugadores de poker para demostrar esta diferencia, pero juegan un estilo de gran varianza porque es la manera más provechosa de hacerlo.

Resubí para ganar la mano en ese mismo instante

Esta frase se oye a menudo cuando un jugador recreacional tenía una mano fuerte en una mesa dinámica. Por ejemplo, QQ en una mesa J96 con dos cartas de un mismo palo. Alguien apuesta y él resube para acabar la mano lo antes posible.

Las manos fuertes solo tienen valor al showdown. Si resubes y ganas el bote inemediatamente, te da igual tener ahí las QQ que 72. Es más, la gran diferencia entre abrir QQ o 72 es que con la primera vas a ganar muchas más manos al showdown.

Eso no quiere decir que resubir en esa situación sea un error, pero hacerlo para conseguir un fold es propio de jugadores débiles. Los pros hablan de rangos de subidas. Un jugador competente mira ese flop, piensan en cada mano que podría tener según la acción a tomar y dividen esas manos en rangos de fold, de call y de subida.

Normalmente, estos rangos se estudian fuera de las mesas, así que cuando se ven en esa situación, los rangos saltan automáticamente en su cabeza. Así que si resube QQ en ese flop es porque está en su rango de subida y con esa mano, a buen seguro, su intención nunca sería que el rival foldee.

La próxima vez le veo con cualquier cosa, seguro que me está robando

El ser humano recuerda con facilidad los hechos recientes, y tienden a darle un peso excesivo a esos eventos a la hora de estimar la posibilidad de futuros sucesos.

Los jugadores ocasionales están todo el rato sacando extrañas conclusiones de apenas un centenar de manos, o incluso menos: siempre va de farol; solo juega las nuts; es una roca; no se tira nunca.

En la mayoría de los casos, uno no puede sacar ese tipo de conclusiones de una simple sesión. Y aún así, lo hacen a todas horas.

El punto de vista de un jugador bueno es mucho más moderado. Por supuesto, también hace lecturas del juego y ajustes en base a ellas. Pero esos ajustes se aplican sobre una estrategia base fuerte y equilibrada.

Un jugador de élite no va simplemente a decidir jugar la siguiente mano como si fueran ases, le repartan lo que le repartan, para poner en su sitio a un atizador. Añadirá manos a sus rangos, empezando por las mejores que no entran en ellos. Si las sigueintes cinco manos que le dan son basura, esperará por una que no lo sea del todo.

La conclusión a toda esta exposición es que si quieres mejorar tu juego, el primer paso es librarse de todo ese tipo de pensamientos raros que aún están en tu estrategia. Si aún piensas o dices cosas como las que has leído más arriba, es hora de trabajar en tu juego.