Archivo de la categoría: check raise

Estrategia pre flop: slow play/backraise

Una de las estrategias de poker que da excelentes resultados (en la situación apropiada) es hacer slow play en el pre-flop, con una mano fuerte. La intención es atrapar a nuestro rival, haciéndole creer que no tenemos una mano.

Si estamos en el botón con una mano, supongamos, como par de Js, o A-K, tenemos dos estrategias posibles: hacer slow play o backraise (hacer una re-subida, luego de ver una apuesta). La decisión que tomemos dependerá de la situación. Podemos usar estas estrategias de poker en los siguientes casos:

1- Cuando los jugadores detrás de nuestra posición tienen stacks de, por lo menos, 3 ciegas grandes. Es más probable que sigan apostando.

2- Cuando una de las ciegas es un shortstack: si tiene una mano mediana, seguramente hará all-in para proteger su apuesta.

3- Cuando nuestro rival supone que tenemos una mano mediana, por lo que es probable que vea nuestras apuestas con manos como A-Q, ó A-J. debemos tener en cuenta que, en ese caso, si tenemos, por ejemplo, A-K, lo mejor es hacer backraise, ya que difícilmente nuestro rival abandone con A-Q. si tenemos par de Ks o par de Ases, es mejor el slowplay, ya que es probable que nuestro oponente haga una c-bet. Estando frente a un rival que hace habitualmente c-bets, podemos hacer slow play con manos hasta par de Qs. Podemos responder a la c-bet simplemente viendo su apuesta, para que crea que tenemos una mano marginal, o podemos subir su apuesta de continuación.

Si tenemos manos como par de 10s, par de Js o par de Qs, el backraise es una estrategia apropiada, porque esas manos pueden tornarse complicadas en el post-flop, y no queremos vernos envueltos en una situación costosa. Para que eso no suceda, es necesario que nuestro rival tenga una mano mediocre o pares bajos.

A veces nos encontraremos frente a rivales que no ven las apuestas de continuación. En esos casos, la mejor estrategia es limitar las c-bets a los faroles, y hacer slow play pre-flop con nuestras manos fuertes, ya que nuestro rival abandonará la mayoría de las veces. Con manos como par de Js y A-K, haremos slowplay en el pre-flop y checkraise en el flop, para conseguir valor, si estamos fuera de posición. En posición, subiremos en el post-flop. Si en el flop aparece un As, o una K, podemos hacer checkraise en el flop, para atrapar a quienes tengan una mano peor que la nuestra. Si tenemos un par alto, el checkraise puede resultar efectivo.

Cuando estamos frente a jugadores agresivos, que suelen hacer 3 bets, haremos slowplay pre-flop con pares altos. Si tienen tendencia a ver las apuestas rivales, podemos hacer una 4-bet con manos hasta par de 10s, siempre que estemos en posición media o última. En otra posición, reduciremos el rango de manos.

Para aclarar un poco la idea de cómo jugar estas manos altas, lo mejor es jugarlas como si fueran pares medios, haciendo check-call si suponemos que nuestro rival va a hacer una nueva subida, o subiendo en el pre-flop, si él nos ha puesto en un rango de mano inferior.

Estrategia de poker: check-raise

El check-raise puede llegar a ser una estrategia de poker poderosa en los juegos No Limit Holdem, si sabemos cuándo usarla. Muchos jugadores no la usan en forma correcta, ya sea por falta de conocimiento o por hacer apuestas incorrectas en cuanto a su tamaño.

Básicamente, el check-raise consiste en subir la apuesta de un rival en la misma ronda en la que, previamente, pasamos. Para hacer check raise necesitamos estar seguros de que nuestro oponente va a apostar, en primer lugar, porque, si también pasa, lo único que habremos conseguido será darle una carta gratis.

Esta estrategia de poker tiene dos posibles objetivos: uno es ganar el bote de forma inmediata, asumiendo que nuestro rival abandonará ante la subida; el segundo objetivo es aumentar el tamaño del bote para las futuras rondas. De ahí que sea importante medir las apuestas correctamente, según el efecto que estemos buscando. Para poder hacer check raise debemos ser los primeros en jugar; si estamos en última posición podemos subir cuando nuestro oponente pasa, re-subir su apuesta, o pasar para conseguir una carta gratis.

Cuando jugamos No Limit Holdem, el check raise es una estrategia muy fuerte, que puede hacernos ganar el bote en forma directa. Sin embargo, muchos jugadores sólo hacen check raise cuando tienen una mano fuerte. Si lo que queremos es hacer abandonar a nuestro rival, debemos pensar en las odds que le estamos dando con nuestra apuesta. Si tenemos un proyecto, el check raise funcionará como semi-farol: podemos usarlo en el flop para llegar al turn y el river con una sola apuesta. Si no conseguimos esto, y nuestro rival abandona, igual podremos estar satisfechos con el resultado de nuestra jugada.

Cuando tenemos una mano de poker fuerte, antes de subir a apuesta, después de pasar, debemos considerar el tamaño de los stacks de nuestros rivales. Si tienen stacks más o menos grandes en relación a las ciegas, y hacemos una subida muy alta, se saldrán de la mano sin haber invertido demasiado dinero. En ese caso, lo mejor es hacer una apuesta como para aumentar el bote.

Si, por el contrario, tienen stacks pequeños, nuestra subida puede estar dándoles suficientes odds como para verse forzados a ver nuestra apuesta, si tienen una mano razonable. También, en ese caso, estaremos aumentando el bote.

Cuando estamos enfrentando a varios rivales, el check raise nos dará sólo una apuesta más, en el mejor de los casos, ya que quienes juegan tight preferirán abandonar, y los jugadores muy agresivos pueden llegar a re-subir, como demostración de fuerza. Entonces, antes de poner nuestro dinero, debemos preguntarnos cuál es el mejor modo de conseguir la mayor cantidad de dinero, dadas las circunstancias de la mesa.

Si notamos que algún rival tiende a ver siempre que alguien hace un check raise, debemos tenerlo en cuenta para las futuras rondas, ya que podemos conseguir dinero extra en el bote. Si estamos frente a un rival muy agresivo, lo mejor será reservar el check raise para alguna ronda posterior.

Como decíamos, el tamaño de la apuesta posterior al check es importante. Un error común de muchos jugadores es que hacen una subida muy pequeña. Si nuestro rival apuesta un porcentaje pequeño del bote, y hacemos check raise por la misma cantidad de dinero, lo único que haremos será darle las odds para seguir en la mano y completar su proyecto.

En conclusión: el check raise es una estrategia de poker sumamente poderosa en No Limit Holdem, que podemos usar tanto cuando tenemos una mano muy fuerte, como cuando tenemos un proyecto, en cuyo caso será unsemi-farol.