Archivo de la categoría: black friday

La larga sombra del Black Friday

Hoy se cumplen cuatro años desde que el FBI redireccionara las webs de PokerStars, Full Tilt Poker y Absolute Poker hacia una imagen que anunciaba el embargo de los dominios de las principales salas de poker que ofrecían sus servicios en Estados Unidos. Aquel mismo día, el suceso recibió el afortunado bautismo de Black Friday.

Se hace raro pensar que puede haber un importante número de lectores que no recuerden exactamente lo ocurrido, o que ni conocían el poker en aquel entonces. Los que vivimos aquel día y los meses posteriores con plena conciencia de lo que estaba sucediendo lo tenemos grabado a fuego.

La incredulidad fue la primera y más extendida reacción. En un par de horas, ya de madrugada en España, no quedaba lugar a la duda y la noticia saltó a la portada del New York Times. 

Aunque estuvo a punto de cundir el pánico por la imposibilidad de solicitar cashouts en los servidores principales, PokerStars y Full Tilt Poker trabajaron rápido para redireccionar a sus clientes del resto del mundo a dominios “.eu”. Eso nos permitió vivir los primeros momentos de la crisis como quien contempla sobrecogido cómo arde un edificio que por suerte no es el suyo.

La noticia, lógicamente, fue portada de Poker-Red. Fue una larga noche en la que actualizamos casi al minuto todo lo que iba pasando

A nosotros el palo nos llegó más tarde, a finales de junio, cuando Full Tilt perdió su licencia para operar y cerró sus puertas congelando el balance de un buen número de jugadores españoles. El incendio se había propagado a nuestra casa, y costó Dios y ayuda sofocarlo.

Revisar los cambios producidos en el poker online desde aquel entonces provoca escalofríos. Muchos de esos cambios tienen su origen en aquella fecha, 15 de abril de 2011.  

Las legislaciones que ahora proliferan como hongos  se escudan en la búsqueda de la seguridad de los fondos de los jugadores para controlar los movimientos financieros de las salas. A la hora de la verdad, si el problema se vuelve a presentar, nadie nos asegura que no se repite la misma historia.

El mercado online está fraccionado, como si de un reino de taifas se tratase,  y es el lugar de residencia de cada uno el que marca que conectarse a una sala de poker online no sea considerado un delito,  poder jugar tan solo con gente de la misma nacionalidad o ser capaz de medirte al resto del mundo libre.

La sombra del Black Friday se ha alargado para cubrir todo el mundo del poker y aún no se disipa.. Créetelo o no, aún quedan jugadores en Estados Unidos a la espera de que le devuelvan el dinero que una vez tuvo en el cajero de Full Tilt y Absolute Poker.

Esta semana, -año 2015, recuerda- Pokerupdate recoge el anuncio que hace el gestor de los fondos embargados de Full Tilt , el Grupo City Garden, de que se han pagado ya el 80% de las reclamaciones de clientes estadounidenses.

La mayor parte de lo que queda por abonar son aquellas peticiones en disputa, divididas en dos grandes grupos. Por una parte, reclamaciones de más de 2.000$, y, por otra, reclamaciones de entre 500$ y 2.000$ en las que el desacuerdo en las cifras solicitadas y las estimadas en las cuentas supera el 20%.

Estados Unidos aún echa de menos el poker online en 47 de los 50 estados de la nación, y las posturas de los defensores y los detractores del sctor parecen más lejanas e irreconciliables que nunca.

A ver cuándo podemos dejar el Black Friday arrinconado en un baúl, como la historia pasada que debería ser ya.

El Rational Group no olvida la deuda de Erick Lindgren

En abril de 2011, mientras el Departamento de Justicia ultimaba los detalles de las demandas que darían pie al Black Friday, las comprometidas cuentas de Full Tilt Poker aún daban salida a pagos millonarios para sus fundadores y profesionales patrocinados.

Uno de los miembros más destacados de la sala de los pros, Erick Lindgren, recibió ese mes un pago de 2.000.000$. Justificados o no, esos eran sus emolumentos y nadie puede discutirlos, pero unos días después le llegó un segundo cheque similar por error.

Cuando las agencias federales hicieron inventario de los activos, derechos y obligaciones de Full Tilt Poker, salió a la luz el error y esos 2.000.000$ extra se sumaron a otros 531.807$ en préstamos y adelantos para totalizar la deuda reclamable legalmente a Lindgren.

Esta deuda formó parte del paquete de activos y derechos que adquirió el Rational Group en el proceso de compra de Full Tilt, y en cuanto Lindgren vio claro que podrían aparecer en cualquier momento ante su puerta, se declaró en bancarrota.

Lindgren, para el que el poker es tan solo una de las facetas de su vida de apostador, quiso añadir una prueba de buena fe a su decisión de renegociar sus deudas y se puso a tratamiento por su ludopatía. 

Ni su declaración de insolvencia ni la rehabilitación le han impedido acudir religiosamente a su cita con las WSOP y los mejores torneos de Estados Unidos. En 2013 logró superar el 1.000.000$ anual en premios por sexta vez en su carrera, gracias a su segundo brazalete y a una mesa final en el WPT Championship. Las cinco primeras veces lo consiguió de manera consecutiva entre 2004 y 2008, hazaña aún nunca igualada en el circuito.

El proceso legal de la quiebra ha llegado al final y el juzgado no ha dado por resuelta esa deuda concreta, por lo que el Rational Group tiene de nuevo toda la libertad para reclamar a Lindgren el dinero que este nunca ha negado deber. Y según CourtHouseNews así lo ha hecho el pasado 30 de enero, por vía judicial y acompañado de una reclamación de daños y perjuicios.

Llega el turno de los profesionales para recuperar su dinero de FTP

Actualmente, el culebrón de los fondos retenidos en Full Tilt Poker ha quedado ya en solo un mal recuerdo, después de que el grueso de jugadores que tenían su dinero congelado en la sala, incluidos los americanos, lo recuperaran entre finales de 2013 y principios de 2014.

Sin embargo, todavía quedaba un pequeño porcentaje de jugadores que seguían con balances positivos congelados en la sala: los profesionales.

Para ellos ha llegado el momento de las buenas noticias. Ayer Garden City Group -la compañía encargada de gestionar las reclamaciones y devoluciones a los jugadores- emitió un comunicado en el que anunciaba que se empezaban a aceptar peticiones para el reembolso de los fondos congelados de estos jugadores.

Pero, ¿todos? No, por el momento solo se aceptan solicitudes de los catalogados como “jugadores profesionales”, es decir, los Red Pros y “Amigos de Full Tilt”, y no así los jugadores del Team Full Tilt Poker.

Las peticiones deben ser presentadas por cada jugador a través de FullTiltPokerClaims.com en un plazo comprendido entre el día de ayer y el próximo 3 de septiembre, es decir, algo menos de un mes de plazo.

Cada uno de estos jugadores recibió un correo electrónico el pasado día 4 de agosto en el que se explicaba de forma detallada todos los pasos que cada uno de ellos debe seguir, en el que también se hacía una mención a parte del tema del “rakeback”.

Al no ser considerado por parte del DoJ como un pago por afiliación, el rakeback de cada jugador será considerado como parte de los fondos a devolver.

Con esto cada vez es más pequeño el número de jugadores que todavía tiene fondos pendientes de devolución en la sala. 

El juez decreta que Daniel Tzvetkoff ya ha cumplido su pena por el Black Friday

Daniel Tzvetkoff, en su día señalado como el máximo responsable de la caída de PokerStars, Full Tilt Poker y Absolute Poker debido al Black Friday, ha cumplido ya todas sus obligaciones con la Justicia estadounidense, según la sentencia emitida por el juez Lewis A. Kaplan.

Como solicitaba la defensa, los cuatro meses pasó en 2010 en una prisión de Brooklyn el arquitecto de la ingeniería financiera que permitía procesar el dinero procedente de la clientela estadounidense de las salas le han parecido suficientes a su señoría.

La sentencia acompañó al tiempo de cárcel ya cumplido una multa de 13.000.000$, que también coincide con el dinero que Tzvetkoff entregó a los marshalls como parte de su acuerdo de colaboración con la fiscalía hace casi cuatro años.

La película sobre su vida que se está preparando en Hollywood tendrá, por tanto, final feliz… y un villano reconocible, según se desprende de los últimos artículos de FlushDraw.

Los documentos desvelados durante este proceso que ha dejado libre a Tzvetkoff revelan que el acuerdo de colaboración con las autoridades fue firmado en agosto de 2010 y que el australiano ya ha conseguido un trabajo directivo similar al que ocupaba en la difunta Intabill: Director Técnico en una empresa procesadora de pagos, gracias al magnate del poker australiano Bruce Mathieson.

Muchos expertos en la materia coinciden ya en que la supuesta importancia de la figura de Tzvetkoff en el desarrollo del Black Friday es más una leyenda que una realidad. Parte de esta leyenda afirma que la detención de Daniel en Las Vegas, cuando asistía a un congreso financiero, se debió a un chivatazo de Howard Lederer o Chris Ferguson al FBI, en venganza por los embargos de diversas cuentas bancarias de la Full Tilt Poker.

La verdad parece ser más prosaica. La de Tzvetkoff, lejos de ser el punto álgido de la investigación de la trama financiera del Black Friday, fue una más en el dominó de detenciones de gestores de cuentas relacionados con los movimientos de dinero de los jugadores de poker estadounidenses.

Tanto los ex-socios de Tzvetkoff que le arrebataron su oficina filial de Intabill en Las Vegas como el representante de la firma australiana en Estados Unidos, Andrew Thornhill, llevaban ya casi un año detenidos y colaborando con el FBI cuando Daniel se atrevió a pisar suelo americano, y la investigación de FlushDraw señala a Thornhill como el que entregó a Tzvetkoff.

En su día, la detención de Tzvtkoff y su implicación en el Black Friday, exagerada por él mismo, ocuparon titulares a toda página. Ahora, simplemente espera poder regresar definitivamente a Australia y seguir con su vida en una empresa anónima después de que se haya declarado saldada su deuda con la justicia. Para muchos, le ha salido demasiado barato..

Daniel Tvetzkoff puede ahorrarse la cárcel

Una de las figuras centrales en torno al Black Friday, el financiero australiano Daniel Tzvetkoff, puede librarse completamente de la cárcel, después de que en el momento de su detención el fiscal pidiera una pena de 75 años de prisión.

Tzvetkoff fue detenido en 2010 por haber procesado más de quinientos millones de dólares provenientes de diversas salas de poker online que ofrecían sus servicios a jugadores de Estados Unidos cuando la interpretación de las leyees aún se estimaba que prohibía tal práctica.

Tzvetkoff estuvo retenido durante cuatro mesas antes de personarse ante el juez y, tras declararse culpable de varios cargos,  comprometerse a colaborar con las autoridades para ayudar a recopilar información que ayudó a efectuar los primeros embargos embargos y a afianzar los casos que desembocaron en el cierre definitivo de las salas en el mercado estadounidense.

El abogado de Tzvetkoff, según Pokerfuse, pde ahora que la sentencia pendiente sobre su cliente por los delitos reconocidos en 2010, y que podría llegar a ser de un año de prisión, no pase de los cuatro meses que el australiano estuvo esperando por la primera vista y que compensaría la pena de manera que se diera por cumplida.

Para una persona encausada por primera vez y que nunca ha estado en prisión, los más de cuatro meses que estuvo internado en el Centro Metropolitano de Detención de Brooklyn constituye una duro y significativo castigo.

Hace unas semanas nos enteramos de las últimas novedades sobre la supuesta garganta profunda del Black Friday: que su relevancia en los acontecimientos de abril de 2011 quizá fue exagerada por él mimso y que Tzvetkoff había abandonado el programa de protección de testigos y estaba de vuelta en Australia.

Fue gracias a la noticia del proyecto de grabación de una película sobre su implicación en la mayor crisis del poker online, que quizá pueda añadir a su final la celebración por un fallo magnánimo que le evite volver a verse entre rejas.