Apostando el river por valor – @DiegoPerezPoker

Introducimos un artículo de @DiegoPerezPoker rescatado de su antiguo blog y que hoy en día sigue siendo tremendamente interesante…

diego-perez

Como todos sabemos, el river tiene una particularidad muy importante en una mano de poker. Al ser la última carta, el resultado de la mano ya está decidido, no se producirán cambios posteriores en la fuerza de las manos.

Es muy importante saber si debemos abandonar la mano en el river, intentar farolear a manos mejores o sacarle valor a nuestra mano.

Hay algunos conceptos sobre el juego en el river que parecen no entenderse muy bien, sobretodo por los jugadores ocasionales o que llevan poco tiempo dedicándose al poker. Aquí hablaremos sobre…

Cuándo apostar el river por valor

Quién no hay oído alguna vez una frase similar a ésta después de hacer una apuesta en el river:

“¡Sabía que no tenía nada!”

Esto está muy bien cuando nosotros tampoco tenemos nada y no esperamos ganar la mano con nuestra carta alta, pero muchas veces descubrimos que esa apuesta se ha hecho con una mano que tenía posibilidades de ganar si nadie apuesta, pero que nunca ganará cuando el rival decida pagar. Sobra decir que éste no parece un buen plan para sacarle provecho nuestra mano.

Para que una apuesta por valor en el river sea correcta, nuestro rival tiene que pagarnos con una mano peor más de la mitad del las veces. No basta con que existan manos peores que puedan pagarnos.

Pondré un par de ejemplos para el que ande un poco perdido:

Ejemplo 1

Abrimos en el botón y nos paga la ciega grande, hacemos la apuesta de continuación, nos paga y pasamos los dos en la cuarta carta. Cae el river, nuestro rival pasa y nosotros tenemos que decidir si apostamos por valor o pasamos (supondremos que nuestro rival nunca va abandonar una mano mejor que la nuestra).

Apostar en esta mesa una mano como T9, va a conseguir que nos paguen todas las manos mejores y que muy pocas veces nos pague una mano peor. Puesto que nos ha pagado la apuesta del flop y ha pasado en el turn, nuestro rival podría tener un As, un nueve, una pareja en mano, un proyecto de color y ocasionalmente basura al azar.

Llegados al river, después de su check podemos suponer que su intención es abandonar o llegar al showdown.

Si tenemos la mejor mano y apostamos, ganaremos exactamente lo mismo cuando nuestro rival abandone que si hubiéramos pasado, en cambio perderemos más cuando nuestra mano no era mejor que la suya.

Aquí abandonará prácticamente siempre cualquier nueve o peor y nos pagará casi siempre con manos que nos ganan. Esto depende mucho del rival pero como norma general no pagarán muchas manos peores por tanto apostar no parece buena idea.

Ejemplo 2

Como contrapartida, veamos esta mesa:

Apostar una mano como  88 en esta situación, generalmente va a conseguir muchos más calls de manos peores que la nuestra, especialmente si nuestro oponente ha mostrado debilidad e intención de llegar al showdown barato.

Aquí podemos esperar que nos paguen muchas manos peores que podrian habernos pagado el flop, como cualquier pareja o un as. En ocasiones una Q o mejor hubiera subido el flop y prácticamente siempre hubiera apostado el river por valor si no hubiera subido el flop con intención de subirnos el turn.

Generalmente va a ser rentable apostar este tipo de manos por valor, aunque ocasionalmente nos pague una mano mejor o nos comamos con patatas la subida de un monstruo.

Como veis, aunque ambas manos parezcan similares el análisis de las manos que nos pueden pagar en el river modifica totalmente nuestra decisión de apostar o no hacerlo por valor.

Espero que os haya gustado el análisis, un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *